Casi Podcast 1: ¿Hard o soft? Encasillando a la ciencia ficción.

(Suena música de entrada, The Dream de Thee Oh Sees )
NOMU: Sean todos bienvenidos a este, el primer episodio de Nébula Parlante, su programa interestelar de contenido vulgar y conocimiento underground. Esperemos que nos estén escuchando, leyendo, telepateando o lo que sea en donde quiera que estén. Hoy tenemos un invitado especial. A ver, déjenme sacarlo.
KRAK: ¿Qué tal Nomu?, ¿nos traes un invitado de bolsillo?
NOMU: Todo bien por acá, algo de tráfico en los portales pero nada raro. Invitado de bolsillo sí, pero me ha dado algunas ideas y cosas para pensar. Muy bien, acá está. Perdón por lo magullado, mi súper wizard lizzard es bastante hambrienta y bueno, yo soy bastante descuidado.
KRAK: Oh, ¿es un libro? Interesante.
NOMU: Sí Krark. El libro en cuestión es Cómo escribir fantasía y ciencia ficción de Orson Scott Card. Ya sabes, el autor de El juego de Ender.
KRARK: Un clásico jamás olvidado, bastante retro.
NOMU: Claro, en sus años fue bastante popular. Pero el señor Card no solo escribió CF, también fantasía, de hecho le gustaba bastante.
KRARK: Interesante, muy interesante.
NOMU: Existen los sinónimos.
KRARK: ¿Qué?
NOMU: Nada, olvídalo. Ok, vamos allá. El tema que nos convoca es la diferencia entre ciencia ficción dura, o hard, y la blanda, o soft.
KRARK: No sabía que hablabas el antiguo inglés, bien ahí Nomu.
NOMU: Trivialidades, uso el traductortridimensionalchamplú.
KRARK: Claro, claro. Muy bien, ¿en qué íbamos?
NOMU: Lo primero que debemos saber antes de empezar con las diferencias es qué demonios es la ciencia ficción. ¿Qué entiendes por CF Krark?
KRARK: ¡RASHOS LÁSER!
NOMU: Pues, en parte sí. Según el autor la ciencia ficción aborda lo que podría ser pero no es, de acuerdo a reglas naturales existentes dentro de nuestro universo.
KRARK: Pero, ¿Y la fantasía?
NOMU: Ese es otro tema, pero la fantasía aborda lo que no podría ser. Es una línea delgada a ratos, por eso hay que tener los conceptos claros.
KRARK: Entonces, por ejemplo STAR WARS, ¿es fantasía?
NOMU: Bajo el criterio de este autor sí. Es fantasía y no CF. Contiene elementos que pueden asociarse a la ciencia ficción como naves, androides, viajes por el hiperespacio, espadas láser y demás. Hasta ahí, podría ser CF; sin embargo, en el momento que se menciona a “la fuerza” y la existencia de seres que pueden utilizarla prácticamente de la nada y con las palmas de sus manos, pasa a ser fantasía. Si esa misma fuerza fuera ejercida o accionada por algún aparato tecnológico, algún interruptor, etc., entonces podría encasillarse dentro de la CF, soft CF. No me malinterpretes, me encanta STAR WARS y su universo, pero bajo la perspectiva del autor, simplemente no entra en la categoría.
KRARK: Ya veo, entonces, imaginando que no existieran los “jedis” ni la fuerza, ¿por qué no sería hard CF?
NOMU: Porque esa es una obra centrada más en los personajes y en conflictos políticos e ideológicos que en la ciencia en sí. Ok, acá tomemos un poco de nuestro sentido común para una breve explicación; dentro de nuestro conocimiento sobre la ciencia y la epistemología de esta, la ciencia y su conocimiento se divide entre las ciencias duras, donde se encuentran las corrientes más positivistas, tales como la física, la química, la astrología, la geología, etc., y la ciencia blandas, donde se encuentran las ciencias sociales, como la antropología, la sociología, la psicología, etc., esto mismo lo podemos aplicar a la ciencia ficción.
KRARK: Entonces, ¿la ciencia ficción blanda sería algo como una ciencia que no es comprobable?
NOMU: Sí y no. La ciencia ficción blanda no necesariamente carece de explicaciones científicas, pero la historia relacionada a una obra de este tipo no se centra en la ciencia en sí, es decir, puede que su universo esté planteado y explicado con bases científicas sólidas, pero todo esto es desplazado a un segundo plano porque el conflicto no se desarrolla en torno a conflictos que tienen que ver con la parte blanda de la ciencia, como por ejemplo, conflictos políticos, sociales, o psicológicos de uno o más personajes.
KRARK: Entiendo. ¿Entonces la ciencia ficción dura se centra sólo en eso?, ¿Cómo se aborda una historia entonces bajo esa perspectiva?, digo, para que sea una obra interesante y no una especie de ensayo.
NOMU: La historia se puede abordar de diferentes maneras, pero el conflicto debe estar asociado a la ciencia. Acá voy a citar textualmente al autor, ojo es una larga, así que prepárense.
“La novela de Robert Forward El huevo del dragón surgió de una propuesta muy sencilla: ¿qué tipo de vida podría aparecer en la superficie de una estrella de neutrones? El resultado es una de las mejores novelas puramente científicas jamás escritas, en la que la llegada de una nave exploradora de la Tierra, vista en primer lugar como una luz en el cielo, da lugar a las primeras briznas de curiosidad e inteligencia entre las rudimentarias formas de vida de la superficie de la estrella. Aunque como la estrella gira tan deprisa y el tiempo fluye tan rápido para estas pesadas criaturas planas, para cuando la nave llega finalmente, esos extraterrestres han desarrollado el viaje espacial y avanzado mucho más allá de nuestro primitivo nivel tecnológico.
De hecho, Forward es el epítome del escritor de ciencia ficción dura. Como físico de cierto nivel, el acercamiento de Forward a la ficción se produce casi por completo desde el punto científico. Aunque es un buen narrador, la historia siempre está al servicio de la idea científica”.
KRARK: Wow. Entonces los verdaderos amantes de la ciencia ficción no necesitamos leer la blanda, pues la dura contiene todo lo que nos gusta.
NOMU: Por supuesto que no. Hay obras de ciencia ficción del tipo antropológicas o sociológicas que son consideradas blandas pero obras maestras de igual modo. Y así mismo como tú, piensan muchos. Pero la verdad es que si eres un verdadero amante de la ciencia ficción, te fascinarás leyendo una buena obra, independiente de  las dos corrientes de CF a la que pertenezca. Personalmente creo que hay muchos otros elementos que contribuyen a que una obra sea buena. Como por ejemplo un universo redondo; siendo complejo, basto, simple o pequeño, debe regirse por reglas restrictivas naturales desde el comienzo. O también que la historia y los personajes puedan responder a las preguntas básicas: ¿Por qué?, ¿cómo?, y ¿con qué consecuencias?. Estos dos elementos básicos pueden sonar muy simples, pero te aseguro que hay una enorme cantidad de obras dando vuelta por ahí que no los cumplen.
KRARK: Qué buen tema de conversación nos sacamos hoy Nomu. Esperamos que a todos quienes sincronizaron sus YeiPods para escucharnos, leernos o vernos en nuestros sexys hologramas hayan tenido un rato agradable.
NOMU: Y que aquellos interesados hayan aprendido algo. Quizás fue muy breve la explicación, pero podemos hablar más de esto en futuras transmisiones. Por ahora nos restringe la estación. El presupuesto amikos y amikas.
KRARK: Entonces nos vemos en la próxima transmisión de NÉBULA PARLANTE. ¡Dj! ¡Tema de salida!
(Suena Shout Bama Lama de The Detroit Cobras)

 

2 comentarios

  1. Las definiciones formalistas de la ciencia ficción (como las de Suvin u Orson Scott Card) siempre van a tener este problema; van a dejar cosas fuera que todos apreciamos con CF (Star Wars) y dejar cosas dentro que intuitivamente sabemos que no lo son (ufologia, por ejemplo). Por eso prefiero definiciones estructuralistas o deconstruccionistas, que aborda, las primeras, la construcción cultural que llamamos ciencia ficción (y donde lo improtante es la comunidad de lectores, escritores y editores de CF, y que es lo que ellos consideran que les pertenece), o subjetivas, las segundas, analizando que es lo que el lector espera encontrar en una obra de CF (más allá de lo que la obra tenga de por si). Y entonces ya no tenemos el problema de si SW es o no CF.

    1. Gracias por responder! Efectivamente hay distintas miradas y por eso nos interesa conocer la postura de los distintos académicos, escritores y lectores. Pareciera ser, que todos están de acuerdo que al menos la CF siempre va a más alla de lo que es posible en la realidad, al momento de escribir la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *