¿Se puede escribir fantasía original?

Este es un artículo en respuesta al artículo del blog de Guajars. En él, el señala que la originalidad es muy difícil, en especial porque como seres humanos, aun cuando no intentemos copiar una obra, probablemente creemos algo que ya fue inventado. En especial tendemos a inventar historias que se repiten, por el contenido que está en nuestro inconsciente colectivo, entre ellos los mitos.
Estoy de acuerdo con eso, sin embargo, me parece que sí es posible ser original actualmente, aunque es muy difícil. Me limitaré a dar ejemplos en la fantasía que es el género que más he leído.
 

Entonces la pregunta es ¿Cómo ser original?

A mi parecer (y esto todo es opinión mía tanto como lectora como escritora), hay dos formas de ser original (debe haber muchas otras, pero son las dos en que suelo enfocarme yo).
1.– Pensando una historia, un universo original (dentro de lo posible, entendamos que nunca nada va a ser 100% origina, porque todo nuestro cerebro lo sacará de lo experimentado o vivido en nuestro mundo, y siempre se va a repetir algo de alguna historia ya escuchada o del inconsciente colectivo).
2.– Tomando historias “cliché”, pero dando un toque fresco y original en la forma de abordarlo. (Por eso existe el dicho: no existe un mal cliché, sino malos escritores)
 
Lo que explicaré, de alguna forma toma elementos de estas dos formas
 

Un universo original

A qué me refiero con esto. Tomaré de ejemplo la historia de “Nacidos de la Bruma” de Brandon Sanderson. Es uno de los universos más originales que he leído en fantasía, pero como decía arriba, siempre habrá cosas no originales. (Esta parte no tiene spoiler, avisaré cuando haya spoiler)
Él construye un planeta donde por alguna razón, cae ceniza del cielo constantemente. Esto ha provocado que las plantas tengan que adaptarse para no necesitar de tanta luz solar, pues siempre hay nubarrones de humo de los “montes de ceniza”. Además, es bastante original su sistema de magia la “alomancia”, donde obtienes poderes a través de “tragar metales” y estos poderes deben responder a su vez a las leyes de la física. Además, cuando cae la noche, aparecen las brumas. Masas de niebla que la gente teme, por lo que no salen de noche (esto ya añade frescura a la historia, pues de inmediato añade un problema: el entorno, brumas).
Si bien eso es bastante original, contiene elementos construidos a partir del mundo real humano (contaminación por ejemplo), por lo que no sería extraño encontrar alguna otra obra donde se observe una idea similar. Pero al menos no la vamos a encontrar en la mayoría de las obras que leamos.
Por otro lado, en el mundo de Nacidos de la Bruma, el principal conflicto social es la diferencia de clase entre las dos castas existentes, los nobles y los “skaa”. Esto, no tiene nada de original, pero está inserto en un universo bastante original, por lo que se hace más aceptable.
 

Tomar un cliché y abordarlo de la originalidad

Siguiendo el mismo ejemplo de Nacidos de la Bruma, en dicho universo existe el “Lord Legislador”. El lord legislador es en parte un “cliché”, se podría decir que es una versión del típico “Dark Lord o mago oscuro” de las historias fantásticas. Pero en vez de ser una criatura maligna y temida, el Lord Legislador es adorado como un dios y amado como único soberano. Esto es bastante original, en el sentido de que generalmente en las historias fantásticas se nos presenta como “oh, hay un mago malvado debemos derrocarlo”. En Nacidos de la Bruma sí, tenemos un grupo que quiere derrocarlo, esto es un cliché, pero es abordado de manera original pues este grupo no es apoyado por la sociedad, pues el resto de la sociedad no quiere derrocar al Lord, lo consideran su dios, su benefactor. Quien salvó a la humanidad (lo peor de todo, es que es cierto).
Y por mucho que el Lord legislador sea “original”, pues no es el típico mago oscuro, tampoco es original en la historia de la humanidad, pues puede ser visto como Hitler, Mussolini, Fidel Castro u otros dictadores adorados por el pueblo.
 
¿Entonces, qué hace original la historia de Sanderson? Más bien es original en fantasía, es decir, no tenemos elfos, enanos, hadas (criaturas muy manoseadas en occidente), sino que inventa sus propias razas. No importa si la raza que usted inventa tiene orejas alargadas y pelo palteado, si le pone de nombre “endins” en vez de “elfos”, ya con eso le dará una frescura a su historia, aunque en algún punto se entienda que muy similar a un elfo (obviamente, si le añade cosas distintas a un elfo, hará un favor a su historia).
Lo que hace original su historia es la forma en que la aborda. Cuando nos muestran al Lord Legislador, podemos ver que él de verdad aspira a mantener en funcionamiento la sociedad humana, y dentro de su tiranía, busca el orden y paz social. No es un estúpido cegado por la maldad y el poder como en la mayoría –y no lo neguemos, por favor–, de las historias de fantasía.
Otro elemento fresco (Alerta de spoiler del libro 3), es que el héroe, no es finalmente quienes esperábamos que fuera el héroe. Toda la novela tenemos un héroe que creemos que será quien derrote al villano, y que pensamos que es a quien se refieren las profecías, y resulta que no era ella, sino otro. (Aquí termina el spoiler)
Además Sanderson entrega frescura, tanto inventando sistemas de magia bastante “novedosos” (aunque en todos puedes pensar un elemento de la realidad de donde lo sacó), y por sus personajes. Sus personajes no suelen actuar como los típicos héroes fantásticos y suelen romper bastantes clichés, partiendo porque sus personajes femeninos generalmente son funcionales y útiles, no decorativos.
 

Conclusión

Puede tomar una trama no tan original, y darle originalidad, frescura, abordando temas que ya se han abordado, desde una mirada no tradicional o no tan vista usualmente. O, puede intentar inventar sistemas de magia novedosos como hace Sanderson, aunque eso es más difícil y exige, a mi parecer, ser un escritor meticuloso, coherente y generalmente del tipo arquitecto.
Puede tener una trama no original, pero puede intentar que sus personajes sean frescos, que no sean los típicos estereotipos y que no sean tan predecibles (los estereotipos nos encantan, por eso funciona. pero busque darles algo distinto). Es difícil mantener la coherencia y no ser predecible, pero si puede hacer que sus personajes sean un poco “diferentes” en su forma de pensar, y no los clásicos héroes moralistas, les dará un toque original.
 
Concuerdo con Guajars en que nada será 100% original, lo que no significa que tu historia no pueda ser “original”, en el sentido de romper tópicos y estructuras siempre repetidas, especialmente en un género como la fantasía que sufrió un terrible estanco por muchos años, producto de malas réplicas tolkianas, donde no había escapatoria a los elfos hermosos, Señores Oscuros y mujeres para ser amadas por el protagonista.
 
Y finalmente, La Voz. Encontrar nuestra voz como escritores no es fácil, pero será eso a mi parecer, lo que tendrá la capacidad de dar frescura a una historia. Trate de descubrir qué cosa entrega usted, que es distinta. ¿Por qué vale la pena leer la historia que usted escribió? ¿Qué aporta? Algo debe haber. Algo que hace que la misma historia quede distinta a si le encarga a otro escritor que la escriba.
 
Busque la frescura de su voz. No tengo idea como se hace, es un camino personal, pero hágalo.
 
Mor.

4 comentarios

  1. Creo que algunos escritores se dan «mucho color», como se diría en chileno. Algo original es simplemente algo que no es una copia de otra cosa. Es algo que salió de mi mente, pero eso no significa que no puede haber sido hecho de otro modo antes. Cada autor añade su propio toque a sus obras, por ende son originales. Si empezamos a buscar si algo se hizo o no antes, absolutamente nada entraría dentro de la categoría «original».

    1. Author

      Gracias por comentar 🙂 Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión. Creo que finalmente lo más original tiene que ver en cómo cada autor aborda un tema, más que el tema en sí mismo. Igual pienso que hay algunas temáticas más manoseadas que otras, entonces creo que en esos casos será más difícil impregnar de lo «original» de cada uno.

  2. wenas, bkn el artículo estoy de acuerdo con todo el análisis y me parece bien clasificado en esas dos ramas. Voy a agregar un poco de mi circulación mental.

    Yo creo que no es nada difícil hacer cosas originales, sobre todo si eres ignorante XD, porque yo no creo que la originalidad signifique que no hayan elementos conocidos, sino que significa la presencia de elementos particulares. Porque si fuera la ausencia de referencias conocidas, en el extremo, sería algo como «asdhahs ahhhuu wjjahh» o algo así, no tiene mucho sentido en lo que es literatura fantástica.

    Me gusta hacer analogías con la música porque es donde más me desenvuelvo, y ahí uno puede tomar un estilo si quiere (por ejemplo metal, por decir algo muy identificable) y crear infinitas canciones a partir de eso utilizando los típicos elementos del metal (escalas, ritmos, temáticas) y a alguien que no conoce de metal le puede sonar como pura basura o lo mismo de siempre, pero si lo escucha un oído sensible al estilo, va a poder detectar lo que tu llamas la «voz» dentro del estilo (y me refiero a todos los instrumentos), y ahí está la posibilidad de originalidad.

    El proceso de introducción a un estilo lo veo como aprender lo suficiente para saber qué es lo que se puede destruir y dar espacio a mi expresión.

    Y subseccionando más aún lo que dijiste, agregaría los «grados de libertad» que posee una obra literaria convencional del género fantástico, y ojalá pudieses aportarme en este ejercicio porque no sé mucho XDD.

    -Tipo de narrador.
    -Lapso de tiempo relatado.
    -Continuidad temporal del relato.
    -Personalidades de los personajes.
    -Características del entorno.
    -Referencias de la estética antigua, retro o futurista.
    -Peripecias.
    -Intertextos.
    -Función política.
    -Analogías sistémicas.
    -Tipo de prosa.
    -Adjuntos auditivos o visuales.
    -Extensión del relato.

    Hago el ejercicio para poder tener claridad o alguna inspiración azarosa al verlo.

    Finalmente, creo que lo que se puede buscar en la «originalidad» es hacer algo «bueno». Pero eso de «bueno», es algo amplio y subjetivo, porque depende del objetivo con que se concibe una obra. Si lo mides por ventas, puedes investigar que cosas venden o venderán. Si lo mides por satisfacción espiritual, quizás ni lo compartas con nadie. Y así hay infinitos parámetros. Creo que es importante definir el objetivo de la obra si es que te interesa que sea «buena».

    Saludos gracias por la invitación a filosofar un poco del tema! creo que me invitaste no estoy segur jejejjeje.

    1. Author

      ajajaj gracias por participar de la conversación. Efectivamente algo original 100% caería en el absurdo de nada conocido e ininteligible? Es una forma extrema, pero lógicamente cierta de verlo xD Eso que dices de «libertad» en el género fantástico y los elementos que pusiste, hay plena libertad en ellos. Se dice que en la fantasía épica el mejor tipo de narrador es en tercera persona semi–omnisciente, porque tiene mejor capacidad de observación para describir el universo, mientras que el primera persona debería estar más enfocado en el interior de un personaje, sintiéndose algo forzado cuando se dedica a describir todo lo que ve. Pero efectivamente se puede jugar rompiendo esas reglas para crear originalidad, creo yo. Innovar en los narradores debería ser una fuente de creatividad/originalidad, pues los profesores de literaturas son bastante buenos para encasillarte y decir «ese narrador que estás usando está mal, porque no existe».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *